DISTRIBUCIÓN Y DISEÑO

Siguiendo con nuestra filosofia de que la cocina no es solo una habitación, que es además un lugar de trabajo en el que se busca la comodidad sin renunciar al estilo, diseño y funcionalidad. Cuidaremos la estética y le ayudaremos a que todo quede recogido, pero también a mano cuando lo necesite. Crearemos u espacio que invite a disfrutar de la preparación de exquisitos platos y saborear buenos vinos.

El fregadero es junto a la placa y el frigorifico uno de los puntos más destacables y que hay que tener en cuenta al diseñar una cocina. Su ubicación sería el primer paso a llevar a cabo. Existen una gran variedad de tipos de fregaderos que se adaptarán a la perfección a la estética de cada cocina. De acero, porcelana y sintéticos, son algunos ejemplos tan estéticos como funcionales y resistentes que existen a día de hoy.
En él se realiza la limpieza de los utensilios, lavado de fruta y la verdura, etc.
Los fregaderos de resina son uno de los más prácticos. Uno de los diseños más adecuados para este tipo de materiales es el rectangular, con unas medidas aproximadas de 90 x 50 cm. muy prácticas para limpiar todos los utensilios de cocina. Si no tienes más remedio, porque no tienes espacio, las dimensiones tendrán que ser más reducidas, por lo que será un poco más incómodo. Si quieres que tenga un toque original, el diseño puede estar inspirado en los modelos antiguos. Los fregaderos más prácticos son los de material sintético, ya que la maleabilidad de este material permitirá diseñar el fregadero como más te convenga. Una de las mejores soluciones, es crear el fregadero y la encimera en una sola pieza.

Combinar gusto y espacio.

Si pretendes optimizar el espacio disponible de tu cocina, lo más adecuado es que te decantes por diseños circulares. Pueden estar fabricados en diversos materiales.
Pero si tu gusto es más minimalista, puedes optar por los fregaderos rectangulares, de líneas puras. También hay otros modelos que destacan por sus líneas sencillas, como los que cuentan con un seno y están especialmente indicados para encastrar.
Si quieres introducir una nota de distinción puedes instalar una grifería monomando extraíble, es decir como la alcachofa de la ducha, muy práctico para aclarar utensilios de cocina más grandes. Hay más modelos que se pueden encastrar, y cada uno con un diseño original y moderno.


Definición del espacio.

La cocina puede llegar a ser un centro importante del hogar, todo depende de cómo se organice el espacio y de que se aproveche al máximo el mismo así como sacar el mejor partido y de la manera más práctica los metros disponibles. Hacer de la cocina un comedor informal resulta una solución magnífica para acortar distancias dentro del hogar.

Es muy importante realizar una correcta medición del espacio con que se cuenta, plasmando en un croquis todo el perímetro de la cocina con indicaciones de medida de tabiques. Comprobar el correcto plomo de estos midiendo a distintas alturas y la distancia entre ellos en varios puntos ; cuando un ángulo no sea de 90º podemos triangular marcando la misma distancia desde el vértice en ambos tabiques y midiendo los dos puntos resultantes. Indicar la altura de estos así como de posibles vigas en el techo.
Situar puertas y ventanas. Reflejar su anchura, distancia desde el suelo, su altura y en caso de tener cajón de persiana proceder de la misma forma indicando también su vuelo, tener en cuenta el tirador de persiana si lo hubiera; en caso de ser ventana batiente son importantes la trayectoria de su arco así como la distancia al suelo.
Indicar la medida desde un extremo de tomas de agua, desagües, enchufes, rejillas de aireación,..y reflejando su altura desde el suelo. No debemos de olvidar el radiador, calentador o caldera, llaves de gas, contadores, tubos de gas, etc. si los hubiera. Situar por donde se va a realizar la extracción de humos. En definitiva cualquier detalle por insignificante que parezca nos servirá para realizar un optimo proyecto

Un ejemplo a señalar es el caso de las plantas estrechas y rectangulares que sólo admiten un frente de muebles por lo que la mejor idea es reservar un hueco, para una mesa, que puede ser plegable y acompañarla de 2 de sillas. Otra posibilidad para improvisar comidas en cocinas de pequeñas dimensiones puede ser la de apostar por unos taburetes que utilicen la encimera como barra en la que degustar comidas rápidas y ligeras.
Las mesas de cristal son un buen ejemplo de muebles llenos de ligereza pero que no por ello pierden en diseño y estética. El cristal por ser un material transparente contribuye a aligerar el espacio y no agobiarlo a la vez que resulta ser fácil de limpiar y muy adecuado para decorar a pesar de su fragilidad. Por otra parte y siempre que el espacio lo permita, las cocinas con islas o penínsulas son una gran idea para sacar el mayor potencial a la cocina. Acompañando a estas estructuras de sillas o taburetes altos queda como resultado un lugar muy funcional.


ACABADOS

Melaminas y Estratificados.

La melamina está considerada como uno de los materiales más económicos. Además se adapta con facilidad y combina con casi todo a la perfección. Incluso es un material muy versátil, ya que puede realizarse en varios colores, tonos y acabados, llegando a imitar el color de la madera.

El estratificado es un material algo más resistente y rígido que la melamina. La razón es que para su fabricación se usan varias láminas prensadas entre sí, y luego al aglomerado. Al igual que la melamina es un material muy fácil de cuidar, ya que debido a su composición aguanta el fregado, el roce diario y los productos de limpieza del hogar.
El acabado del estratificado suele ser liso, aunque puede realizarse en una gran variedad de colores. Además, admite la combinación con otros materiales, por ejemplo para embellecer el canto de los muebles, con lo que lograrás acabados de madera, metálicos, PVC, etc.
Entre sus innumerables ventajas destaca que es uno de los que mejor se adapta a los espacios, ya que se puede encontrar por módulos o puedes realizar a medida el mueble deseado. Por esta razón, es uno de los materiales preferidos para amueblar cocinas de dimensiones más bien reducidas. Además, el estratificado también es uno de los materiales más asequibles económicamente.

Lacados o polilaminados.

El mueble de cocina lacado es también uno de los más usados en España. Se puede escoger casi cualquier color para decorar esta estancia, ya que este material lo permite. Sin embargo, su resistencia al roce y a los golpes es mucho menor que el de la melamina o los estratificados. A pesar de todo, suele ser un material muy elegante. Una de las tonalidades preferidas para decorar una cocina con este material es el blanco, ya que es capaz de agrandar el espacio.

Los polilaminados han entrado con mucha fuerza en el mercado, aunque es uno de los materiales más nuevos que se están utilizando en la actualidad para realizar los muebles de cocina. Técnicamente, los laminados son un folio que se realiza con componentes plásticos y poliuretanos, todos ellos prensados sobre un tablero de DM. Éste es un aglomerado muy denso que permite hacer diferentes remates decorativos en el mueble.
Una de las ventajas más destacables del polilaminado con respecto a otros materiales es que por su propia composición hace que las puertas fabricadas en este material se puedan moldear fácilmente, por lo que se realizan marcos o relieves.

Clásicos y modernos.

La madera es el material clásico, y uno de los más duraderos, a la hora de realizar los muebles. En la actualidad se usa mucho para los estilos rústicos. Sin embargo, mientras que algunos materiales sintéticos aguantan a la perfección los abrasivos productos de limpieza, la madera no los soporta tan bien, por lo que además requiere ciertos cuidados especiales. En la actualidad, los materiales metálicos se están introduciendo con fuerza en el mercado. Su estética industrial está haciendo furor. Sin embargo, debes tener cuidado ya que no combina bien con todos los ambientes. A pesar de todo se adapta a la perfección a todo tipo de espacios. A la hora de limpiarlo ten cuidado, ya que requiere cuidados especiales para que luzca como el primer día.

Tiradores.

El asa o tirador es un elemento fundamental y muy personal a la hora de presentar acabada la cocina, por ello no debemos precipitarnos y tener muy en cuenta una buena elección.

El color.

El color no solo dará a tu cocina un toque de personalidad. El color es el que comanda la decoración de tu cocina. Los blancos tienen una apariencia ligera y aireada, mientras que los oscuros lucen más caros y dramáticos. El tipo de frentes que elijas depende del estilo de tu cocina y de tu preferencia personal. Los tonos claros se sienten más livianos que los oscuros, especialmente en las cocinas pequeñas. El blanco hace que la habitación se vea más grande y espaciosa porque el color toma la luz natural. Los oscuros, como el negro o el expreso, se sienten más pesados en una habitación pequeña porque la madera parece tomar todo el espacio. En una habitación más grande, los tonos oscuros le dan al espacio un aspecto dramático, mientras que el blanco y los colores claros se diluyen como fondo.